Desarrollo del proyecto

The Cubby House Proyect surge al constatar la carencia, a escala mundial, de un instrumento formativo para explicar a los niños/as el contenido de la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS y la CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO de NACIONES UNIDAS.

 

CTP, compañía promotora del proyecto, con más de treinta años de experiencia en productos audiovisuales, eligió la animación por ser el lenguaje universal de la infancia.

En 2009, CTP puso en marcha un primer equipo interdisciplinar para la escritura de un guión de largometraje para el que fueron necesarias más de diez versiones y un año y medio de trabajo. El guión se presentó a UNICEF que concedió su apoyo moral al proyecto.

Además, el Ministerio de Educación Cultura y Deporte de España seleccionó el guión de la película en un proceso competitivo entre más de 300 proyectos, otorgándole una ayuda de 500.000 Euros. Además, el largometraje de la película en su Versión 1 en la obtención de su “calificación” ha conseguido, por parte del ICAA, la mención como obra de “ESPECIALMENTE RECOMENDADA PARA LA INFANCIA”.

Del mismo modo, el Ministerio de Industria (MINETUR) de España también ha dotado de apoyo financiero al Proyecto.

“Cubby House” es un completo desarrollo transmedia que coordina, en un mismo eje comunicativo a partir de un “Corpus” temático común, los siguientes elementos:

 

  1. Un largometraje de animación
  2. Una Serie de Televisión
  3. Un Desarrollo Interactivo
  4. Una plataforma pedagógica on-line
  5. Un Videojuego educativo.

El desarrollo de The Cubby House Project está orientado al mercado mundial, combina entretenimiento y educación, mediante aventuras de ficción en dibujos animados.

Su contenido tiene como objetivo transmitir a los niños/as en edad escolar los principios esenciales de convivencia que se compilan en los siguientes núcleos de contenido:

 

  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos
  • La Convención sobre los Derechos del Niño
  • Derechos y obligaciones fundamentales como Ser Humano en sociedad
  • Conceptos de prevención del acoso escolar (bullying, ciber-bullying, etc.)
  • Prevención de la violencia de género.


Motivación y objetivos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos del Niño son pilares fundamentales de la convivencia universal.

 

Sin embargo, en muchas regiones de la Tierra se ignoran o incumplen sistemáticamente las más elementales normas de respeto a la persona.

 

La condición de ciudadanía es probablemente la enseñanza más valiosa que podemos dar a los niños y niñas.

 

La dignidad humana necesita, más que nunca, valores firmes y positivos, que nos unan en el respeto de las personas y de los pueblos. Una educación en esos valores fundamentales desde una edad temprana facilitará el camino para promover la empatía, la concordia y fraternidad entre los seres humanos.


Sinopsis

Nuestra historia comienza cuando D. Fausto, el profesor, “pilla” a nuestros protagonistas distraídos en clase. “¿De qué estábamos hablando?”, les pregunta. Ninguno de ellos se ha enterado de nada; por eso les manda elaborar y presentar un trabajo en clase. Fue así como Óskar y su pandilla, Li, Noa y Jonathan, se juntan en su guarida del bosque (la casa del árbol / The Cubby House, que da título a la película) y reflexionan: “¿Cómo hacemos este trabajo? ¿Qué saben los mayores sobre los Derechos del Hombre y del Niño? Si supieran algo los cumplirían”;

Por eso tienen una idea: “¡Pedir ayuda a través de Internet a los niños de todo el mundo!” Dicho y  hecho. La reacción es inmediata: empiezan a recibir respuestas desde todos los continentes. Niños, como ellos, que cuentan sus historias (basadas en hechos reales), y que, a su vez, les piden ayuda para resolver sus dificultades.

Pero la pandilla antagonista, con Zak al frente, el niño “matón” del cole, está determinada a impedirles terminar el trabajo de clase y que fracasen a toda costa. Su pandilla, que se autodenomina “Los Gorilas del Norte” (aunque nadie sabe muy bien por qué) está dispuesta a dominar el mundo; y empiezan por algo más próximo: hacer la vida imposible a Noa, simplemente por ser una niña tímida, buena estudiante y tener la piel de otro color.

Al final, consiguen destruir el trabajo, que se hunde con el ordenador en el lago.  Pero Oskar y sus colegas ya han hecho amigos por todo el mundo, y su emotiva narración, permite a toda la clase y, especialmente a la pandilla de Zak, comprender qué ocurre con muchos niños de todo el planeta, y así entender por qué es fundamental que se cumplan los Derechos Humanos.


Galería de arte